Inicio | Contacto •   Madrid   |   México DF

Un almuerzo saludable impulsa la productividad.

Captura2

Lo que comemos afecta nuestro desempeño más de lo que nos damos cuenta. Es por eso que una mala decisión en el almuerzo puede echar a perder toda una tarde. Los alimentos como las pastas, el pan, los cereales y los refrescos inyectan un arranque de energía seguido por un bajón. Y los alimentos ricos en grasas, como hamburguesas con queso y sándwiches de tocino causan aturdimiento, pues el sistema digestivo se esfuerza para procesarlos, reduciendo el suministro de oxígeno en el cerebro.

Por otra parte, las frutas y verduras contienen nutrientes vitales que pueden motivar y llenar de energía, así como mejorar la memoria y el estado de ánimo. Para comer más saludablemente y realizar más cosas en las tardes, hay que decidir qué vamos a comer antes de tener hambre. Tomar comidas pequeñas pero frecuentes nos evita los altibajos en el azúcar, que son malos para la productividad. Y facilitemos tomar botanas saludables: coloquemos almendras, barras de proteínas o frutas cerca de la computadora, en lugar de una bolsa de papas fritas.